JUEGOS DE CARTAS

 Desde hace siglos, los juegos de cartas se han extendido alrededor de todo el mundo, y no hay rincón del planeta en el que no se juegue de un modo u otro con estos pequeños pedazos de cartulina decorada con motivos.

 De entre todos estos juegos, hay algunos que han llamado tanto la atención que se han llegado a organizar campeonatos internacionales en los que se mueven miles, y hasta millones, de dólares tanto de manera directa como indirecta. Uno de los más extendidos y jugados es el Poker, que cada año tiene un mayor número de aficionados, tanto al juego como a verlo jugar y hacer apuestas por determinados jugadores.

El Juego de las Prendas

Estos juegos suelen estar patrocinados por diferentes entidades, y como norma general podemos ver cuáles son cuando vemos los tapetes con logo que muestran las marcas que se anuncian en cada uno de los torneos, normalmente casinos y casas de apuestas, aunque en otras ocasiones encontramos marcas de bebidas o aperitivos, algún lugar de vacaciones y hoteles de lujo, lugares que además son los lugares donde con más probabilidades se realizan este tipo de competiciones.

Existen incluso personas que se ganan la vida con los juegos de cartas, algunos incluyo consiguiendo unos beneficios más que interesantes.

Las visas y visados

Hoy en día, con la unión de varios países bajo un estatuto o común acuerdo, con los tratados que existen entre varios países, las visas también han cambiado y ahora hay un tanto más de libertades al respecto, aunque también algunas restricciones.

Visas Schengen: este tipo de visa es otorgada por varios países de la Unión Europea y es uno de los muchos beneficios de la comunidad. Pero no todos los países de la Comunidad Europea permiten la entrada de extranjeros a sus países con esta visa. Reino Unido por ejemplo, no acepta la visa Schengen y se debe tramitar una visa especial para entrar en este territorio. Los países que si permiten la visa Schengen son Italia, España, Alemania, Austria, Islandia, Francia, Noruega, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia, Grecia, Dinamarca y Finlandia. El gran beneficio de esta visa es que sólo debes aplicar en la embajada del país europeo en el que te quedarás más tiempo y luego puedes pasar a los otros países sin tener que tramitar una nueva visa específica.

Visa de tránsito aeroportuario: este tipo de visa es solicitada por Estados Unidos, Canadá, la Comunidad Europea y Suiza en el caso de ser un pasajero de sólo de tránsito por aquellos países, esto es, que el pasajero se dirige a otro país pero debe hacer escala en algunos de estos territorios.

Visas de corta estadía: estas se otorgan con el propósito de turismo o visita y se otorga por tres meses. En el caso de los países Schengen la visa debe ser otorgada por el país de mayor estadía y el solicitante puede entrar en otros países Schengen sólo durante tres meses.

Hay que poner atención a las disposiciones que cada país tiene respecto de la entrada de extranjeros a su territorio, esto es muy importante antes de realizar el viaje. Estas pueden variar de acuerdo a tratados entre dos o más países o a convenios especiales. Uno de estos convenios es el ejemplo de América del Sur ya que los nacionales de esta región pueden entrar en los territorios de los otros países de la región sólo con su tarjeta de identificación, esto es sin pasaporte o visa y el tiempo que pueden permanecer en cada país es tres meses.

Si surgen dudas es recomendable acudir a profesionales como por ejemplo navascusi.com que estén especializados en la temática de extranjeros, como pueden ser los Abogados de Extranjería que puedes encontrar fácilmente en cualquier página o directorio público que podemos encontrar buscando en internet. Estos profesionales no solo conocen las normas y las pautas, sino que pueden adaptar la situación personal de cada persona a las normas comunitarias del país o países donde se quiere entablar una relación profesional o simplemente se pretende visitar por largo periodo.

El Colesterol, otro enemigo de nuestra fertilidad

Aplicación Móvil Quédate EmbarazadaEl presente artículo va dirigido para aquellos que están interesados en tener una fertilidad óptima. Indicaremos los factores que hacen que el colesterol perjudique a la salud reproductiva en las personas.

Para este artículo nos basamos en el estudio del “Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano” de Argentina, que se basó en 501 parejas. Llegando a la conclusión de aquellas parejas, en las que ambos tenían colesterol alto, tenían más problemas para poder conseguir el embarazo, es decir, tardaban más tiempo en concebir, pero también se dieron cuenta de que si era la mujer la que tenía el colesterol alto, solo la mujer, también se tardaba en conseguir el embarazo, pero no tanto como si lo tuviera solo el hombre.

Como conclusión del estudio: El colesterol alto en la mujer, es más decisivo en la fertilidad que en el hombre.

Podemos señalar a raíz de las conclusiones de esta investigación y según otro estudio mucho más amplio, de la fundación Ramón Areces, y según la experta Antonia Martín Hidalgo, el colesterol, además de ser un elemento importante en nuestras hormonas sexuales, lo es, más si cabe, en la formación directa tanto de los óvulos como de los espermatozoides, a nivel celular. Lo que se llama la gametogénesis.

El colesterol es imprescindible para la formación de los espermas y de los óvulos, está dentro de una ruta bioquímica que unos elementos dependen de otros, y en este caso tanto los espermas como los óvulos, dependen del colesterol. Pues, si hay un exceso o un déficit, provoca cambios en esta cadena y tanto los óvulos como los espermas tienes menos capacidad de ser fértiles.

De allí que es necesario que tengamos que comer sano y que controlemos  las grasas.

Insistimos,  que tanto por exceso como por defecto,  ninguna de las dos situaciones son positivas para la fertilidad.

Las grasas más saludables son las mono-insaturadas, que se encuentran en alimentos como: aceite de oliva, nueces, aguacates… estas grasas mejoran el colesterol bueno. Son estas las que debemos animarnos a comer.

Debemos procurar tener siempre en nuestra cocina el aceite de oliva extra virgen. También debemos añadir a nuestro menú pescado, almendras crudas, pistachos, piñones… Todos estos alimentos, también nos ayudarán a mejorar ese colesterol bueno.

Además de tomar este tipo de grasas, lo que podemos hacer para mejorar nuestro colesterol es tener una ingesta importante de fibra en nuestro menú diario, es decir, frutas, verduras, legumbres y avena.

La avena es muy buena para la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer.

Tenemos que eliminar todo aquello que eleve el colesterol, aquí entramos a hablar de las grasas trans. Hay que evitarlas en todo momento. Ya que aumentan el colesterol “malo” y rebajan el “bueno”. Estas se encuentran en alimentos con “grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas”.

Otro enemigo de la fertilidad son las grasas saturadas. Estas se encuentran en alimentos como: panceta, chistorra, foie gras, salami, longaniza, quesos curados, mantequilla… Alguna vez, no es grave, pero no tomarlo de forma habitual.

Como complemento, debemos consumir Omega 3 que nos ayuda a mejorar los niveles de colesterol y hacer ejercicio todos los días.

Mas info sobre la infertilidad en Ginefiv

  1. El colesterol es un esterol que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. Se presenta en altas concentraciones en el hígado, médula espinal, páncreas y cerebro. Wikipedia
  2. Fórmula: C27H46O
  3. Masa molar: 386,65 g/mol
  4. Denominación de la IUPAC: (3β)-​cholest-​5-​en-​3-​ol
  5. Densidad: 1,05 g/cm³