Productos congelados

 

Una característica del proceso de congelación es que no es uniforme. En otras palabras, el producto sometido a este procedimiento presentará distintos grados de congelación en su estructura, pues depende de la cantidad de agua contenida en él originalmente, y el grado de concentración de los elementos que se encuentran en ella lo que genera tal variación.

 

De este modo, es posible que se encuentren áreas del producto que no logren alcanzar la cristalización esperada, y los microorganismos presentes se mantengan en modo suspendido.

 

El modo suspendido se interpreta como el punto en el cual no pueden reproducirse los microorganismos, pero tampoco se eliminan.

 

Otra característica asociada que os productos congelados es la variación en su volumen.

 

Los productos que contengan mayor porcentaje de agua en su composición tenderán a expandirse, lo que provocará grietas o fracturas tal como nos comentan desde la empresa de productos congelados Eurofrits. Este aspecto es de consideración cuando el producto es envasado.

 

Aspectos importantes a tener en cuenta cuando la congelación es aplicada en productos alimenticios o que, de alguna manera, serán incorporados a organismos vivos, es la velocidad de congelación que se aplicará al producto, pues la misma afecta su calidad, así como el tiempo durante el cual permanecerán congelados.

 

La velocidad de congelación se define como la distancia mínima entre la superficie y el punto crítico divida entre el tiempo que se ha tardado en pasar de 0 °C a -15 °C. ¿Complejo? Tal vez. No obstante, es importante dedicar cierto tiempo a conocer estos detalles si usted ha considerado aplicar el método de congelación para conservar alimentos en casa de manera segura.

Se sabe que un congelador doméstico, en el cual el aire permanece inmóvil y ajustado a -18º C consumirá aproximadamente una hora para congelar cada centímetro de producto. A esto se le llama congelación lenta.

 

La congelación media ocurre en un túnel de aire frío, con una velocidad estimada de 20km/h y -40º C y se logrará de 1 a 5 cm de producto congelado por hora.

 

La congelación rápida se obtiene tras sumergir el producto en nitrógeno líquido. Se logran más de 5 cm de producto congelado por hora.

 

Tapetes antifatigas

Si necesitas alguna vez utilizar tapetes antifatiga y no sabes como instalarlos hoy te mostramos la correcta forma de instalar estos tapetes anti fatiga en nuestro puesto de trabajo. Para instalar los tapetes anti fatiga debemos anclarlos correctamente al suelo ya que si los tapetes se balancean y no están anclados prácticamente no te servirán de nada ya que no cumplirán su función.

Seguramente habrás visto al entrar en una fábrica que en las largas colas de producción hay muchos trabajadores ensamblando piezas para un producto y si eres una persona que tiene una buena vista te habrás fijado que estos trabajadores están de pie sobre unas alfombras un artículo un tanto peculiar en las fábricas.

Tapetes Antifatiga

Estas alfombras son tapetes antifatiga, son unos tapetes que al estar de pie sobre ellos durante un largo periodo de tiempo te cansas menos que si estuvieras de pie en una superficie sólida, ya sea un suelo de cemento o si es parqué. Los tapetes anti fatiga están ideados para que los trabajadores tengan un mayor rendimiento a la hora de trabajar ya que sus músculos sufrirán menos cuando están de pie sobre los tapetes anti fatiga. Este artículo es excelente para aquellas empresas que se cubran con la producción en cuanto a cantidad, ya que si rinden más podrán producir más artículos en el mismo periodo de tiempo.

2Unimat Modular Heavy Duty

Para la correcta instalación de los tapetes debemos primero que nada elegir la zona en la que irán nuestros tapetes anti fatiga, luego debemos hacernos con un adhesivo para pegarlos a nuestro suelo, también podremos anclarlos mediante tornillos o clavos aunque es probable que los tornillos nos molesten al pisar si no los colocamos como es debido. Estas son las dos formas para instalar los tapetes anti fatiga, no pienses en colocar algún objeto sobre el tapete para mantenerlo y no tener que anclarlo al suelo ya que no servirá porque no cumplirá su función.

Foto de https://floormatspecialists.com

5 alimentos que pueden congelarse y no lo sabías

Existe todo un debate acerca del hecho de saber cuáles son los alimentos que deben congelarse y los que no deben ser congelados y es que los alimentos congelados son una buena forma de ahorrar tiempo a la hora de cocinar (ver ejemplos), evitando todo este proceso. Además tener alimentos congelados en casa evitará que gastes dinero innecesario en comida comprada en la calle pues solo con descongelar algo podrás comer en pocos minutos.

Hay muchos alimentos que pueden ser congelados y de los cuales no tenemos conocimiento, sin embargo resulta muy útil saber cuáles son los alimentos que pueden congelarse.

Alimentos que pueden congelarse

Quizá te estés preguntando cuáles son los alimentos que pueden congelarse, sin embargo hay muchos alimentos que no te imaginas que pueden congelarse, uno de ellos se trata de la leche.

Aunque no lo creas la leche puede congelarse, lo que debes tomar en cuenta es que esta cambiará de color pues la grasa suele separarse del suero, pero al descongelarla puede utilizarse normalmente sin verse afectada.

Otro alimento que puede congelarse y no lo sabías se trata de los huevos. Estos pueden congelarse pero antes debes retirar la cáscara de los huevos. Se recomienda también separar las yemas y las claras y batirlas.

Alimentos que no sabías que pueden congelarse

En la lista de alimentos que no sabías que pueden congelarse están las patatas fritas que vienen en bolsa, el pan es otro alimento que puede congelarse y luego ser calentado en la tostadora para disfrutarse acompañado de otro alimento.

El chocolate también puede congelarse

El último alimento que puede congelarse y no lo sabías es el chocolate, sin embargo es importante tomar en cuenta que debes refrigerarlo en la nevera antes de almacenarlo en el congelador.