Productos congelados

 

Una característica del proceso de congelación es que no es uniforme. En otras palabras, el producto sometido a este procedimiento presentará distintos grados de congelación en su estructura, pues depende de la cantidad de agua contenida en él originalmente, y el grado de concentración de los elementos que se encuentran en ella lo que genera tal variación.

 

De este modo, es posible que se encuentren áreas del producto que no logren alcanzar la cristalización esperada, y los microorganismos presentes se mantengan en modo suspendido.

 

El modo suspendido se interpreta como el punto en el cual no pueden reproducirse los microorganismos, pero tampoco se eliminan.

 

Otra característica asociada que os productos congelados es la variación en su volumen.

 

Los productos que contengan mayor porcentaje de agua en su composición tenderán a expandirse, lo que provocará grietas o fracturas tal como nos comentan desde la empresa de productos congelados Eurofrits. Este aspecto es de consideración cuando el producto es envasado.

 

Aspectos importantes a tener en cuenta cuando la congelación es aplicada en productos alimenticios o que, de alguna manera, serán incorporados a organismos vivos, es la velocidad de congelación que se aplicará al producto, pues la misma afecta su calidad, así como el tiempo durante el cual permanecerán congelados.

 

La velocidad de congelación se define como la distancia mínima entre la superficie y el punto crítico divida entre el tiempo que se ha tardado en pasar de 0 °C a -15 °C. ¿Complejo? Tal vez. No obstante, es importante dedicar cierto tiempo a conocer estos detalles si usted ha considerado aplicar el método de congelación para conservar alimentos en casa de manera segura.

Se sabe que un congelador doméstico, en el cual el aire permanece inmóvil y ajustado a -18º C consumirá aproximadamente una hora para congelar cada centímetro de producto. A esto se le llama congelación lenta.

 

La congelación media ocurre en un túnel de aire frío, con una velocidad estimada de 20km/h y -40º C y se logrará de 1 a 5 cm de producto congelado por hora.

 

La congelación rápida se obtiene tras sumergir el producto en nitrógeno líquido. Se logran más de 5 cm de producto congelado por hora.

 

Comments are closed.